Cables de Encendido

Los cables de encendido traen la alta tensión a los enchufes de chispa. En los viejos sistemas de ignición (electromecánico), la tensión alcanzaba aproximadamente 15 kv, mientras que en los sistemas de última generación se pueden alcanzar los 40 kv.

Debido a esta tendencia, los materiales usados en la producción, con el paso de los años, han necesitado ser más resistentes y selectos.

Hoy en día, la mayor parte de los cables de encendido y los supresores de la chispa de ignición se hacen de silicona y FACET está constantemente siguiendo los estándares del equipo original.

Ver Catálogo