Gestión Motor

Esta familia de productos podemos agruparla en 6 grupos:

  • Sensores de revoluciones y posición del cigüeñal y árbol de levas. Las revoluciones y los sensores de sincronización son los dispositivos, completados con la bobina y el imán permanente, que envían señales inductivas y están situados en el lado superior del bloque de motor, cerca de la manivela. Estos sensores envían señales sinusoidales en corriente alterna, con una frecuencia y amplitud variable según las revoluciones del motor. La entrada dada por estos sensores induce el ECU a reajustar la sincronización del motor.
  • Sensores de posición de la mariposa. Estos sensores miden el ángulo de abertura de la válvula de mariposa que, controlada por el pedal del acelerador, regula la cantidad de aire aspirado por el motor. FACET somete estos sensores a rigurosos ensayos de calificación y duración para determinar la correcta fabricación.
  • Sensores de presión (MAP). Estos sensores detectan la presión del aire aspirado por el colector de aspiración. A través de este sistema algunos tipos de inyección electrónica calculan indirectamente la cantidad de aire de entrada y determinan la correcta dosificación del combustible. Estos sensores convierten la presión del aire de entrada en voltaje proporcional, u otro valor eléctrico y los envían al sistema de E.C.U. Este sistema asegura el porcentaje más bajo de sustancias dañinas dentro de los gases de escape y un funcionamiento óptimo del motor.
  • Sensores de picado. Estos sensores detectan anomalías posibles en la explosión del combustible dentro de los cilindros. En condiciones normales, el combustible quema gradualmente en el punto de inyección, hacia la periferia del cilindro, en el cual aplica una presión constante. En caso de explosión repentina, el combustible estalla, causando un aumento repentino de la presión. Esto provoca un funcionamiento del motor reducido y puede producir daños graves a los pistones/motor. FACET ha fijado las especificaciones técnicas y las ha implementado ya en el laboratorio y en los equipos de producción.
  • Sondas de masa de aire (caudalímetros). Las sondas de masa de aire (MAF) detectan la masa del aire de entrada y están situados entre el filtro de aire y la válvula reguladora. Tales sondas o sensores determinan el cociente apropiado aire/combustible, por un sistema de medición directo, instalado en algunos tipos de inyección electrónica. El flujo de aire es convertido por el MAF en un valor proporcional del voltaje u otro valor eléctrico, y enviado al E.C.U. Tal sistema asegura el porcentaje más bajo de sustancias dañinas dentro de los gases de escape y un funcionamiento de motor óptimo. La alternativa más común al sistema anteriormente descrito es la medida a través de los sensores de presión (MAP-presión absoluta múltiple). FACET ha desarrollado 3 tecnologías de sensores de MAF:
  • Sensor caliente de alambre
  • Sensor de película gruesa
  • Sensor de película fina.
  • Termoresistencias para temperatura de aire y agua. La medida de los sensores de temperatura de aire miden la temperatura del aire aspirado por el colector de aspiración del motor a través de un “termistor”. Con esta clase de medida, algunos tipos de inyección electrónica evalúan indirectamente la cantidad de aire de entrada y determinan la correcta dosificación del combustible. Estos sensores convierten temperatura del aire en un voltaje proporcional y lo envían al E.C.U., que elabora los datos junto con la presión absoluta y el número de revoluciones del motor. Tal sistema asegura el porcentaje más bajo de sustancias dañinas dentro de los gases de escape y un funcionamiento del motor óptimo. Los sensores de “NTC” están formados por una mezcla de óxidos de metal y cristales oxidados. Los sensores lineares del “PTC” (KT o KTY) se hacen con virutas del silicio.

Ver Catálogo